7 RAZONES ¿ DE PORQUÉ LOS ABUELOS NO TENÍAN ALERGIAS ALIMENTARIAS?

 

DDF ALIMENTACION

 

La ciencia ha avanzado y hoy día los laboratorios están reemplazado a la cocina tradicional. La industria alimenticia recurre cada vez más a la química y a la ingeniería genética para producir alimentos con más sabor y que duren más tiempo en un estante de supermercado. Los defensores de estas innovaciones afirman que son beneficiosas para la salud y el medio ambiente. Sin embargo, no hay que perder de vista que la industria alimenticia es un negocio y, como tal, su principal meta es obtener ganancias.   

Razones Por Las Que Sus Abuelos No Tenían Alergias Alimentarias

1. Comían alimentos de temporada reales

Los alimentos venían de granjas y pequeños mercados a principios de 1900, y como los preservativos de alimentos no eran usados ampliamente, los alimentos eran frescos. Debido a la falta de alimentos procesados, sus dietas tenían densidad de nutrientes permitiéndoles obtener la nutrición que necesitaban de sus alimentos.

Para los bebés, la leche materna era valorada, y siempre estaba en temporada.

2. No hacían dietas ni jugaban juegos restrictivos con su cuerpo y metabolismo. Comían alimentos cuando estaban disponibles

Nuestros abuelos no caían víctimas de dietas de moda, mercadeo de alimentos, conteo de calorías y otros hábitos dietéticos perjudiciales que hoy son populares (en parte debido a que la infraestructura del mercadeo todavía no existía).

Por esto mismo tenían un metabolismo sano y comían de acuerdo a las necesidades y antojos de su cuerpo.

3. Cocinaban los alimentos en su hogar, usando métodos de preparación tradicionales de cero

Comprar alimentos procesados no era una opción, y comer fuera era un lujo infrecuente. Por suerte estos hábitos aumentaron la salud de nuestros abuelos.

4. No comían transgénicos, aditivos de alimentos, estabilizadores y espesantes

Su comida todavía no era tratada con aditivos, antibióticos y hormonas para ayudar a preservar la vida en estantes y forrar los bolsillos de los productores de alimentos a principios de 1900 a costa de la salud de los consumidores.

5. Se comían al animal entero que incluía caldos de hueso y carne de órganos ricos en minerales

Los huesos de los animales eran guardados o comprados para hacer caldos o sopas, y las vísceras siempre tenía un lugar especial en la mesa. Estos alimentos eran valorados por sus propiedades medicinales, y nunca se desperdiciaban.

6. No iban al doctor cuando se sentían enfermos o tomaban medicinas de prescripción. Las visitas a doctores eran guardadas para heridas accidentales y enfermedades que amenazaban la vida

Cuando les daba fiebre, esperaban a que se les pasara. Cuando se sentían enfermos(as), comían sopas, caldos y obtenían mucho descanso. No tenían a su doctor o enfermera en el marcado rápido y confiaban en los procesos curativos naturales del cuerpo mucho más de lo que lo hacen ahora. Su comida era su medicina, ya sea que se dieran o no cuenta de esto.

7. Pasaban mucho tiempo afuera

Nuestros abuelos no tenían la opción de quedarse dentro y jugar en sus teléfonos, computadoras y consolas de juegos. Jugaban en la estación de juegos original (play-station): ¡bicicletas, columpios y la buena madre naturaleza!

¿Qué tienen que ver estas cosas con las alergias a alimentos?

La nutrición afecta a CADA célula en nuestro cuerpo. La salud de nuestras células depende de la dieta y modo de vida. Las células crean tejidos; los tejidos crean órganos, y estamos hechos de un sistema de órganos. Si su nutrición es inadecuada, la integridad de cada célula, tejido y órgano en su cuerpo sufrirá. De este modo podría ser MÁS sensible a ciertos alimentos.

VER MAS………..