¿SINTOMAS DE CANCER DE RIÑON?


 

Síntomas de cáncer de riñón
Información sobre las señales de tumor renal derecho e izquierdo en adultos y niños (infantil), primeros signos de carcinoma en los riñones (neoplasia renal).

En el riñón pueden comenzar varios tipos de cáncer. En la primera parte de este artículo tratamos el cáncer de células renales, que es el tipo más común de cáncer de riñón en los adultos, también conocido como adenocarcinoma renal o hipernefroma.

Otro tipo de cáncer diferente, el carcinoma de células de transición, comienza en el revestimiento de la pelvis renal, pero es más similar al cáncer de vejiga y a menudo se trata como cáncer de vejiga. El tumor de Wilms es el tipo más común de cáncer de riñón en niños y es diferente al cáncer de riñón de adultos, por lo que lo tratamos más abajo en este artículo y en otro artículo.

Muchas personas con cáncer de riñón no presentan síntomas al principio, especialmente cuando el cáncer es pequeño. Cuando el cáncer se desarrolla, aparecen los primeros signos.

Los síntomas de cáncer de riñón más frecuentes son los siguientes:

Sangre en la orina

La presencia de sangre en la orina se conoce como hematuria, y es el síntoma más común de cáncer de riñón. Aproximadamente la mitad de las personas diagnosticadas con neoplasia renal tiene este síntoma cuando acude por primera vez al médico.

Esta hematuria suele ser indolora y la sangre no tiene por qué aparecer en la orina todo el tiempo, sino que puede desaparecer y volver un tiempo después cuando el tumor sangra.

A veces, la sangre no puede ser vista a ojo, pero puede ser detectada con un simple análisis de orina. Por lo tanto, si alguna vez observa sangre en su orina, debe acudir al médico. Sin embargo, es importante saber que la mayoría de la gente que va al médico por tener sangre en la orina no padecen cáncer de riñón. En la mayoría de los casos, la hematuria se debe a una infección, a la ampliación de la próstata, o a piedras en los riñones.

Aun así, siempre debe acudirse al médico. Como el problema puede ir y venir, tanto el paciente como el médico pueden pensar que se resolvió. Esto puede significar que un cáncer temprano y tratable en el riñón o la vejiga comiencen a crecer hasta una etapa en la que puede ser más difícil de tratar.

Bulto o masa en la zona de los riñones
Si siente una hinchazón o bulto en la zona de los riñones debe acudir al médico. La mayoría de los cánceres de riñón son demasiado pequeños como para poder palparlos, pero es posible hacer una ecografía de los riñones para detectar el tumor.

Otros síntomas menos notorios
Algunas personas pueden tener otros síntomas, que pueden ser difusos y atribuibles a otras causas, como cansancio, pérdida del apetito, pérdida de peso, temperatura alta y sudoración profusa, dolor en el costado (debajo de las costillas) o lumbar (en la espalda) que no desaparece, y malestar general.

La presión arterial alta y la anemia (tener menos glóbulos rojos de lo normal) también pueden ser síntomas de cáncer en los riñones. Estos síntomas están relacionados con las hormonas que producen los riñones, y que pueden alterar los niveles de calcio. Un nivel alto de calcio en la sangre puede causar diversos síntomas, como aumento de la sed, sensación de mareo, cansancio y estreñimiento.

Estos síntomas pueden ser causados ​​por muchas otras enfermedades y la mayoría de quienes los padecen no tienen cáncer. Pero si se trata de cáncer, cuanto antes se diagnostique más fácil será de tratar.

Cuando el cáncer renal se extiende fuera del riñón, las células cancerosas pasan a los ganglios linfáticos cercanos. El tumor también puede propagarse a través del torrente sanguíneo hasta el otro riñón, los pulmones, los huesos o el hígado.

A medida que el tumor se vuelve más grande se puede sentir malestar general y pérdida de peso.

Factores de riesgo del cáncer de riñón

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de riñón:

sindrome de von hippel-lindau
Síndrome de Von Hippel-Lindau
Fumar. Los fumadores de cigarrillos tienen el doble de probabilidades que los no fumadores de desarrollar cáncer renal.

Obesidad.

Alta presión arterial.

Diálisis a largo plazo. La diálisis es un tratamiento para las personas cuyos riñones no funcionan bien. Elimina los desechos de la sangre. Estar en diálisis durante muchos años es un factor de riesgo para el cáncer de riñón.

 Síndrome de Von Hippel-Lindau (VHL). Este síndrome es una enfermedad rara que se da en algunas familias. Está causada por cambios en el gen VHL. Un gen VHL anormal aumenta el riesgo de padecer cáncer de riñón. También puede causar quistes o tumores en los ojos, el cerebro y otras partes del cuerpo. Los familiares de las personas con este síndrome pueden pasar una prueba para comprobar si el gen VHL es anormal. Las personas con el gen VHL anormal deben someterse a pruebas para detectar un posible cáncer de riñón y otras enfermedades antes de que aparezcan los síntomas.

Ocupación. Algunas personas tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de riñón, ya que entran en contacto con ciertas sustancias químicas en su lugar de trabajo. Los trabajadores de hornos en la industria del hierro y el acero están en riesgo. Los trabajadores expuestos al amianto o al cadmio también pueden estar en riesgo.

 Sexo. Los hombres son más propensos que las mujeres a ser diagnosticados con cáncer de riñón.

Es importante saber que la mayoría de las personas que tienen estos factores de riesgo no padecen cáncer de riñón.

Diagnóstico del cáncer de riñón

Si se presentan síntomas de carcinoma renal, es posible que tengamos que realizar algunas de las siguientes pruebas:

 Examen físico. Se examina el estado general de salud, se mide la temperatura y la presión arterial. Además se palpa el abdomen en busca de posibles tumores.
Análisis de orina. Se analiza la orina en busca de rastros de sangre en la orina y otros signos.
Análisis de sangre. Se comprueba cómo están funcionando los riñones midiendo el nivel de varias sustancias en la sangre, como la creatinina. Un alto nivel de creatinina puede significar que los riñones no están funcionando bien.

pielografia intravenosa

Pielografía intravenosa
Pielografía intravenosa. Consiste en inyectar un tinte en una vena del brazo que viaja por la sangre y se acumula en los riñones. El medio de contraste permite observarlo en las radiografías. Con rayos X se sigue el rastro del colorante a medida que avanza a través de los riñones y pasa a los uréteres y la vejiga, pudiendo así mostrar un tumor renal u otros problemas.
– Exploración por tomografía computerizada. Con una máquina de rayos X conectada a una computadora se toman una serie de imágenes detalladas de los riñones. El paciente puede recibir una inyección de medio de contraste para que los riñones aparezcan claramente en las fotos.
– Ultrasonidos. El dispositivo de ultrasonido utiliza ondas de sonido, que no se pueden oír, pero que rebotan en los riñones y permiten a un ordenador seguir los ecos para crear la imagen llamada ecografía de riñón. Esta técnica permite observar un tumor o un quiste sólido.
biopsia de riñon

 Biopsia de riñón. Se inserta una aguja fina a través de la piel hasta llegar al riñón, con el fin de extraer una pequeña cantidad de tejido. El médico puede usar ultrasonidos o rayos X para guiar la aguja; posteriormente, se analiza la muestra al microscopio para determinar si hay células cancerosas en ese tejido.
Cirugía. Basándose en los resultados de la tomografía computarizada, la prueba de ultrasonidos y de rayos X, el médico tiene la información suficiente para recomendar la cirugía y extirpar parte o todo el riñón.


Josep Pamies: Horticultor y defensor de las plantas como nadie.

Tratamiento  ideal para eliminar todas las “arenillas ”  de oxilatos sin sufrir ningún tipo de dolor, salen al exterior solas en forma de gelatina. Asegurado. Solamente tomando 2 infusiones diarias durante un tiempo (9 dias) será  suficiente e incluso evitar un operación.

Emplear 2 hojas tiernas por infusión.